Recetas

Ensalada de remolacha y hojas verdes

¡Hola! Esta ensalada representa un gran paso para mí. Desde que era chica vengo diciendo que la remolacha es la única verdura que no me gusta, ni siquiera puedo recordar cuándo fué la última vez que las comí. Hace un par de días estaba en la verdulería y éstas remolachitas parecían mirarme con carita de cachorro afligido y decirme: “¿qué te hice para que me ignores de esa manera?”. Bueno, en acto de valentía y decisión tomé un hermoso atado y las llevé a casa.

Probablemente por esta razón es que incorporé varios ingredientes que “engañaran” un poco a mi paladar. La radicheta y rúcula contrarestra y equilibra el sabor dulzón de la remolacha, la salsa vinagreta otorga una nota ácida que atraviesa todos los ingredientes, y los piñones aportan textura y combina muy bien con el queso de cabra.

Esta ensalada es bastante gurmet, sin embargo es muy simple de preparar. Los piñones se consiguen en las dietéticas, pero no en todas, y no son económicos, por eso quiero sugerir las semillas de girasol como reemplazo.

Y el resultado de este desafío personal ha sido todo un éxito! Disfruté mucho de mi ensalada y ahora estoy entusiasmada para preparar remolachas de otras formas, tal vez en puré, humus, o chips con alguna salsita interesante. ¡Muchas ideas!

Ingredientes

  • Remolachas, 4 medianas
  • Sal y pimienta
  • Rúcula y Radicheta, 1 taza y media (aproximadamente)
  • Piñones, 2 cdas (tostados en un poquito de manteca y espolvoreados con pimienta cayena o pimentón)
  • Queso de cabra o tipo feta, 2cdas (desmenuzado)

Vinagreta

  • Aceite de oliva, 2 cdas
  • Aceto Balsamico, 1cda
  • Sal parrillera, dos pizcas
  • Miel, 1/2 cda
  • Cebolla de verdeo, 2 cdas (un poco de parte blanca y otro poco verde, picada finita)

Pasos

1. Lavar bien las remolachas para eliminar tierra e impurezas, secarlas con toallas de papel, sacarles hojas cabos, y la punta inferior. Embadurnar completamente cada remolacha con aceite de oliva usando las manos, colocar enteras en una fuente para horno forrada con papel de aluminio, rosear con sal parrillera y pimienta negra, y hornear a fuego medio/ alto entre 40-50 minutos (hasta que estén tiernitas al pincharlas profundamente con un tenedor)

2. Dejarlas enfriar, pelarlas, y cortarlas en trozos pequeños de aproximadamente medio centímetro de espesor (yo las corté por la mitad, luego las apoyé sobre el lado plano y corte semicírculos del grosor deseado, finalmente, realicé 2 cortes transversales para que cada semicírculo quedara dividido en tres trozos)

3. Combinar todos los ingredientes de la salsa vinagreta.

4. En una fuente para servir colocar primero las hojas verdes, luego la remolacha, los piñones, el queso, y por último rosear con la salsa vinagreta.  Mezclar ligeramente y servir.

Nota: Si se prepara con anticipación agregar la salsa vinagreta justo antes de servir, para que las hojas verdes no se ablanden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s