Recetas

Hígado con cebolla, panceta y champiñones

IMG_4288

El hígado es extremadamente nutritivo. En 1934 tres investigadores americanos ganaron el Premio Nobel en Fisiología o Medicina por descubrir que el hígado puede tratar con éxito casos de anemia. Es una excelente fuente de muchos micro y macro nutrientes: vitamina A, B2, B3, B6, B12, folato, cobre, fósforo, selenio, hierro, potasio, zinc y proteínas.

El folato es especialmente importante para las mujeres porque previene la formación de defectos de nacimiento en el primer trimestre de embarazo. La vitamina B6 ayuda a producir serotonina, la cual regula el equilibrio de los estados de ánimo y el ciclo de sueño; y vitamina B12 es esencial para los nervios y los glóbulos rojos.

Aun así, creo que con bastante seguridad podría decir que la mayoría de nosotros no encuentra al hígado tan rico como nutritivo. Por eso es importante agudizar la creatividad para encontrar maneras de comer hígado que nos permita disfrutarlo y de esta manera consumirlo más seguido. Espero que esta receta cumpla la función.

Antes de pasar a la receta quisiera comentar sobre dos ingredientes: harina de arroz y grasa.

La harina de arroz absorbe menos humedad que la harina de maíz y por esa razón el resultado es un exterior más sequito y crocante.

Con respecto a la grasa de cerdo, debido a la mala prensa recibida en las últimas décadas muchos se han inclinado por aceites vegetales que se han posicionado como opciones saludables. Sin embargo, lo que suele ignorarse es el peligro de cocinar con aceites tales como maíz o girasol. Aldehídos — conocidos como promotores de cáncer, enfermedades cardiacas y demencia, al ser ingeridos o inhalados —  fueron encontrados al calentar estos aceites en cantidades 20 veces mayores a las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. En base a muchos estudios y experimentos, científicos están sugiriendo que cuando se trata de cocinar o freír, es mucho más seguro hacerlo con grasa animal que con aceite de girasol o de maíz. A continuación un link sobre este tema:

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Detectan-aldehidos-toxicos-en-el-aceite-recalentado

¡Ahora sí! Acá está la receta 😉

Ingredientes

  • Cebolla, 2 medianas (275 grs)
  • Champiñones, 150 grs
  • Panceta ahumada, 100 grs
  • Hígado, 400 grs (después de limpiarlo. Comprar 1/2 kg)
  • Harina de arroz cantidad necesaria
  • Grasa de cerdo, 50 grs
  • Perejil picado, 2 cdas colmadas
  • Sal y pimienta, a gusto
  • Jugo de 1/2 limón

Pasos

1. Cortar el hígado en tiritas. Procurar quitar toda la membrana exterior para que tenga mejor textura. Cortar la cebolla y panceta en cubos medianos, y los champiñones en rodajas.

IMG_4287

2. En una sartén sin aceite freír la panceta hasta que esté doradita, unos cinco minutos.

IMG_4286

3. Retirar la panceta con una espumadera y en la misma grasa saltear los champiñones por unos tres minutos. Retirar de la sartén.

4. Deshacerse del excedente de líquido que haya quedado en la sartén y derretir la grasa de cerdo. Mientras tanto pasar el hígado por la harina y luego colocarlo en la sartén uno por uno sacudiendo el excedente de harina. Cocinar un par de minutos de un lado, dar vuelta, y cocinar un par de minutos del otro lado para que este doradito.

IMG_4285

5. Agregar la cebolla, salpimentar a gusto, tapar y cocinar de 7 a 10 minutos revolviendo cada tanto.

IMG_4284

6. Retirar del fuego, agregar la panceta, los champiñones, el perejil y el jugo de medio limón.

IMG_4283

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s